Golden milk: qué es y cómo se prepara la bebida de la que todos hablan


¿Todavía no sabes qué es la golden milk o leche dorada? Se trata de una bebida a base de leche y cúrcuma, principalmente. Vegana, calentita y de preparación rápida, es perfecta para esta época del año 🍂. Hoy te contamos cuáles son sus beneficios y compartimos contigo una receta súper fácil para que la puedas disfrutar en cualquier momento.

La golden milk, también llamada haldi doodh, tiene su origen en India 🇮🇳. "Ayurveda" es el nombre que recibe el sistema de la medicina holística india tradicional, centrada en la unificación del cuerpo, mente y espíritu, que utiliza sobre todo remedios basados en plantas para prevenir y curar enfermedades. Debido a su intenso color amarillo, la cúrcuma –principal ingrediente de la leche dorada– también se conoce como "azafrán de la India", y se usa para fines medicinales desde hace miles de años. Entre otros beneficios, se ha demostrado que la cúrcuma tiene efectos digestivos, antioxidantes, antibacterianos, antivíricos, antiinflamatorios, que protege al corazón e incluso contra el cáncer. Y a éstos se suman los efectos positivos de los otros ingredientes de la golden milk, como el jengibre o la canela. Básicamente, la leche dorada se puede usar para calmar todos tus males, ya sea un resfriado, tos o dolores varios, o para irte a dormir relajaditx 🧘.

Ahora dirás vale, wow, bebida milagrosa, pero sigo sin saber cómo se hace. Tranqui. Ya te lo contamos.

Primero junta todos tus ingredientes, porque a nadie le gusta empezar una receta y darse cuenta a la mitad de que falta algo. Lo importante, como ya hemos dicho, es la leche y la cúrcuma, aunque la receta puede variar un montón según las especias que le eches y si lo quieres endulzar o no. Para nuestra versión vegana necesitarás lo siguiente (no te asustes con la larga lista, varios ingredientes son opcionales):

Ingredientes para 2 personas

  1. Leche – 2 tazas (puedes utilizar tu leche vegetal favorita, nuestras versiones favoritas son con leche de almendra, avena o coco).
  2. Cúrcuma en polvo – 1 cucharadita.
  3. Canela – 1/4 de cucharadita o una rama, up to you.
  4. Jengibre – 1/4 de cucharadita. 
  5. *Aceite de coco (opcional) – 1/2 cucharadita.
  6. Para endulzarlo a tu gusto, puedes añadir jarabe de arce, sirope de agave o miel (aunque no es necesario y para hacerla lo más sana posible te recomendamos que te vayas acostubrando poco a poco al sabor tal y como es, te aseguramos que te enganchará).
  7. Pueden añadirse pellizquitos de otras especias al gusto, como pimienta negra, vainilla, nuez moscada, cardamomo, clavo...

*La cúrcuma se absorbe mejor con la grasa, por eso sería ideal usar por ejemplo leche de coco alta en grasa o añadirle un poquito de aceite de coco a la receta. La pimienta negra también ayuda.

Versión microondas: esta es nuestra versión favorita por lo rápida y fácil que es. A los lazy foodies de nuestro equipo nos gusta tener la mezcla de cúrcuma, canela, jengibre y demás especias ya preparada en un tarrito (en gran cantidad, mínimo 10 raciones), para así tenerla a mano cada vez que nos apetezca una taza, y poder hacernos una cada noche (o cada mañana) en un minutillo🥄. Simplemente mezclamos un culín de leche con una cucharadita  (o cucharadita y media) de la mezcla de especias y lo calentamos en el micro sólo unos 5-10 segundos. Entonces lo sacamos, removemos bien, echamos el resto de la leche (y el aceite de coco, si pensabas ponérselo), y lo volvemos a meter al micro uno o dos minutos para tomarlo bien calentito... ¡Ding!  Luego lo endulzamos a nuestro gusto, ¡y ya estaría!

Versión cazo: por si no tienes prisa (o no tienes microondas). Sólo tienes calentar en un cazo la leche 🥛, sin que llegue a hervir, y añadimos los otros ingredientes. Remueve bien y déjalo cocer a fuego medio durante 4 o 5 minutos (que esté caliente pero sin llegar a hervir). Luego apagas el fuego y lo sirves calentito en dos tazas (o ajusta las medidas y te haces una sola, sabemos el poder de una relaxing cup de golden leche con unx mismx ☕, nadie te juzga).

Puedes ajustar el sabor con el dulce o especias que te gusten si hace falta. En realidad es todo un poco opcional, si no te gusta alguna de las especias o no las tienes a mano puedes omitirlas, no hay problema. Aunque no le quites la cúrcuma ni la leche, que entonces pierde toda la gracia (no sabemos hindi pero, según Google Translate, "haldi doodhquiere decir "leche de cúrcuma", tal cual). 

¡Y ya lo tienes! Si te quedas con alguna duda o tienes algún truquillo para compartir con la clase, escríbenos en los comentarios. Y si te animas a preparar tu propia golden milk, compártelo con nosotros en nuestras redes sociales 👀.

Ya sea para curar un resfriado o porque te apetece acurrucarte con algo calentito en una tarde lluviosa a ver las hojas caer, la leche dorada te puede ayudar. Después de todo, si esta tradición ha durado miles de años, por algo será 💛.


Déjanos un comentario con tu opinión!


Por favor, ten en cuenta que tu comentario debe ser aprobado antes de su publicación. Hacemos esto para evitar posibles comentarios ofensivos y/o poco inclusivos.